Quién no paga el Impuesto de Matriculación

¿Quién está exento de pagar el Impuesto de Matriculación en España?

En España, el Impuesto de Matriculación se aplica a la adquisición de vehículos nuevos, pero existen ciertos casos en los que se puede estar exento de pagarlo. Uno de los principales grupos exentos son las personas con discapacidad que adquieran un vehículo adaptado para su movilidad.

Otro caso común de exención son los vehículos catalogados como históricos, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos por la normativa vigente. Estos vehículos, por su valor histórico y cultural, están exentos de pagar este impuesto al ser matriculados.

Algunas situaciones en las que se puede estar exento del Impuesto de Matriculación incluyen:

  • Vehículos eléctricos: Los vehículos con emisiones de CO2 inferiores a cierto límite establecido por la ley pueden estar exentos.
  • Importación temporal: Los vehículos sujetos a importación temporal por un periodo determinado pueden estar exentos del impuesto.

Descubre cuáles son las excepciones al pago del Impuesto de Matriculación

El Impuesto de Matriculación es un tributo que se aplica en España a la mayoría de vehículos nuevos en función de sus emisiones de CO2. Sin embargo, existen algunas excepciones donde es posible quedar exento de su pago.

Entre las excepciones más comunes se encuentran los vehículos eléctricos y los híbridos enchufables, que suelen disfrutar de una reducción significativa o incluso estar exentos del Impuesto de Matriculación gracias a su menor impacto ambiental.

Otra excepción relevante es la destinada a las personas con discapacidad, quienes pueden solicitar la exención de este impuesto si adquieren un vehículo que se adapte a sus necesidades especiales de movilidad.

Es importante consultar la normativa vigente y los requisitos específicos en cada caso para determinar si se cumplen las condiciones necesarias para beneficiarse de alguna de estas excepciones al pago del Impuesto de Matriculación.

¿Qué vehículos no pagan el Impuesto de Matriculación en 2021?

En España, el Impuesto de Matriculación es un gravamen que se aplica al registro de vehículos nuevos o importados. Sin embargo, existen situaciones en las que ciertos vehículos están exentos de pagar este impuesto.

Vehículos con emisiones de CO2 inferiores a cierto límite

  • Los vehículos que emiten menos de cierta cantidad de CO2 por kilómetro están exentos del Impuesto de Matriculación en 2021.

Vehículos eléctricos y energéticamente eficientes

  • Los vehículos eléctricos y aquellos con tecnologías alternativas energéticamente eficientes también pueden estar exentos de pagar este impuesto.

Además de estas categorías, existen otras circunstancias particulares que pueden determinar si un vehículo debe o no pagar el Impuesto de Matriculación en 2021. Es importante consultar la legislación vigente y las especificaciones de cada caso para conocer en detalle cuáles son las condiciones que aplican a la exención de este impuesto.

Impuesto de Matriculación: Conoce quiénes están exentos de pagarlo

El Impuesto de Matriculación es un tributo que se aplica en España al adquirir un vehículo nuevo. Sin embargo, existen ciertos casos en los que algunas personas o entidades pueden estar exentas de pagarlo.

Quiénes están exentos:

  • Personas con discapacidad: Aquellas personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33% están exentas de abonar este impuesto al adquirir un vehículo adaptado a sus necesidades.
  • Diplomáticos y representantes consulares: Los diplomáticos y representantes consulares están exentos de pagar el Impuesto de Matriculación al comprar un vehículo para uso oficial.
  • Organismos internacionales: Los vehículos adquiridos por organismos internacionales acreditados en España no están sujetos a este impuesto.

Es importante estar informado sobre quiénes están exentos del Impuesto de Matriculación para evitar pagos innecesarios y cumplir con la normativa vigente en cada caso particular.

Exenciones al Impuesto de Matriculación: ¿Quiénes no tienen que pagarlo?

Existen ciertas situaciones en las que no es necesario pagar el impuesto de matriculación al adquirir un vehículo. Estas exenciones están determinadas por normativas específicas y aplican en casos particulares.

Una de las exenciones comunes es la destinada a personas con discapacidad, quienes pueden estar exentas del impuesto al adquirir un vehículo adaptado según su situación. Además, en algunos países, los vehículos eléctricos o híbridos pueden contar con beneficios fiscales que los libran de este impuesto.

Otra exención importante puede aplicar a vehículos históricos o de colección, los cuales por su valor patrimonial o histórico pueden quedar exentos del pago de este impuesto. Es fundamental informarse adecuadamente de las condiciones y requisitos para acceder a estas exenciones y así evitar pagar de forma innecesaria.

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.